Decoración floral: un clásico que nunca pasa de moda

Usa la belleza y exotismo de la naturaleza como fuente de inspiración

Las flores son siempre una buena idea. Son bonitas, elegantes, quedan bien en cualquier lugar y le gustan a todo el mundo. Lo ideal sería tener un enooooooooooooorme jardín en una enooooooorme mansión y tener la oportunidad de poder recoger lo que da la naturaleza y usarlo para poner bonito tu salón, tu cuarto de baño o tu dormitorio. Hay una pequeña posibilidad de que este no sea tu caso pero eso no quiere decir que tengas que renunciar a la decoración floral. Para los centros de mesa y los jarrones  estás las flores secas y para las paredes los vinilos adhesivos. Hay muchos diseños distintos entre los que puedes escoger.

Vinilo adhesivo de decoración floral con fondo azul

 

Puedes elegir entre una rama de árbol horizontal , un tallo de planta vertical, o decantarte por un tipo de vegetación relajante, la que se usa en los ambientes zen. Para eso basta con que pegues en la pared una caña de bambú  (y juntar varias y que formen un bosque) o con llevar al interior de tu hogar una parte de un Kamatsu. Y seguro que te traerá buenas vibraciones porque su flor, la Sakura, en la cultura japonesa simboliza la belleza de la naturaleza y el renacimiento de la vida como un nuevo comienzo. 

Otra opción es pensar en tu flor favorita (todas tenemos una) y usarla para decorar tu casa. Por ejemplo la hortensia con sus colores rosa, azulado o blanco o los girasoles o las margaritas o las amapolas. Con la flor del cerezo casi parece posible capturar lo efímero y lo bello: rosáceo y violeta en sus tonos naturales y el rojo si se busca un colorido más dramático. 

Vinilo adhesivo de decoración floral con fondo amarillo.

 

De hecho, esa es una de las grandes ventajas decorativas de las flores: su color. O más bien la variedad de colores con las que se pueden combinar entre ellas. Por eso viene tan bien que estas pegatinas de vinilo vayan troqueladas de manera que después de quitar la máscara, con el adhesivo pegado en la superficie elegida, queda solamente el dibujo con el fondo transparente. Así puedes aprovechar también el tono de la pintura de la pared para hacer combinaciones sorprendentes. El único límite es tu imaginación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web
  • 10% en toda la web