Decoración de un nuevo negocio: ejemplo práctico

Los que tenéis negocios sabréis de sobra que la adaptación es la clave del éxito (entre otras varias claves, ¡claro está!). Pero sin duda alguna, uno de los aspectos que deben tenerse presentes desde el inicio es la necesidad imperiosa de adaptarse a las circunstancias, ya sea de forma orgánica y tranquila como, en determinadas ocasiones, de manera más abrupta e instantánea.

Decoración de un nuevo negocio

No se dedica el mismo tiempo o los mismos recursos económicos a un determinado ámbito de la actividad empresarial en el inicio de la misma o en época de crisis, de bonanza… hay que adaptarse. Y la decoración no escapa a esta adaptación. Si tenéis un local abierto al público sabréis bien de lo que hablo: queréis dejar vuestro establecimiento en perfectas condiciones y que luzca muy atractivo, pero los recursos son los que son. Aún si tenéis una buena financiación detrás de vuestro proyecto, deberéis usarla con sabiduría para no desaprovechar vuestros recursos. El objetivo primero es sobrevivir, haceros visibles para posteriormente vender y crecer en base a estas ventas.

Cafetería decorada con vinilos y fotomurales

Así que nos hemos propuesto ofreceros algunos consejos o tips de decoración para vuestros negocios de nueva apertura, teniendo en cuenta la premisa de que probablemente no desearéis invertir demasiado dinero en un comienzo en esta partida, aunque cada negocio es diferente al anterior y si éste se basa en gran medida en las sensaciones que el cliente capte al entrar, deberéis hacer, claro está, un esfuerzo adicional.

El vinilo decorativo y los fotomurales os ayudarán sobremanera en este cometido. Lo harán además porque cubren varias necesidades que pueden darse al inicio de la andadura:

  • Decorar los espacios
  • Aumentar la presencia de marca y hacer visible la identidad corporativa
  • Rellenar espacios

Rellenar espacios: ejemplo práctico

De estos 3 puntos, quizá sea el tercero el que más explicación requiera. Con “rellenar espacios” nos referimos a la necesidad de dotar de un contenido extra a vuestros locales ya que muchas veces en sus comienzos podrán quedar algo “desangelados”. Como ejemplo, hace poco abrieron una pequeña papelería en mi calle. Es un local reacondicionado de otra actividad. La inversión en adecentarlo fue mínima ya que estaba en muy buenas condiciones. Se mantuvo un muro de cristal que debía hacer las veces de separador de una pequeña oficina y en su interior de dispuso una pequeña zona para chucherías selfservice.

Como el espacio quedó algo grande, se optó por aprovechar un mueble bajo escalonado para situarlo en la parte central y llenarlo de periódicos y revistas, lo cual aportó la sensación de que hubiera mucho contenido en el interior, porque básicamente, ocupaba un espacio importante en el centro que seguro que en un futuro ocuparán los clientes que vayan entrando (que en el inicio no son tantos).

El contenido adicional propio de una papelería tardaría en llegar, porque determinados juguetes y complementos no se pagan en depósito sino que se adquieren “para siempre” y se tienen a la venta hasta que un cliente los compra. Así que es normal que en estos negocios se vayan incrementando este tipo de productos a la venta conforme pasa el tiempo. Y para paliar la sensación de vacío, además de contar estrategias como la isla central de revistas y periódicos, han contado con un gran fotomural que hace referencia al nombre de la papelería (un pico del Pirineo) para decorar la tienda.

El efecto de este tipo de acciones es realmente positivo. Donde antes había una pared completamente vacía, ahora hay un precioso fotomural de montañas que ha conseguido cambiar la sensación de vacío de este espacio. Y lo han complementado con una serie de vinilos de animales en la zona interior del muro de cristal, para decorar el pequeño espacio de las chucherías.

Presupuesto aproximado de lo que han llevado a cabo: 200€

Fotomural en cafetería

Decoración económica con vinilos

El ejemplo anterior puede servir para obtener unas nociones sobre las posibilidades de decorar con vinilos o fotomurales. Pero las opciones son incontables. El hecho de poder personalizar fotomurales con la imagen deseada representa una enorme baza con la que poder contar: paisajes, identidad corporativa, ciudades, calles o monumentos concretos, obras de arte, tematizaciones varias… es realmente sencillo dar con la imagen adecuada para cada proyecto.

Y los vinilos de corte, por su parte, pueden ser un gran aliado de una buena base de pintura, por medio de elementos sueltos, cenefas, textos de cualquier tipo (informativos, inspiradores, corporativos…)

Cafetería fotomural tranvía

Los presupuestos estimados pueden ir desde unos 50€ para repartir unos cuantos vinilos de corte de formato pequeño / mediano como complemento decorativo a 200€ – 300€ para fotomurales de gran formato con los que cubrir paredes completamente logrando efectos impensables.

Tags: , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web
  • 10% en toda la web