Ideas para reformar una casa sin hacer obras

Un vinilo decorativo puede darle otro aire a tu hogar

¿No te pasa que a veces estás cansada de tu trabajo, de tu ropa, de tu casa? ¿Que hay momentos en los que querrías vivir en un sitio distinto o por lo menos hacer cambios en tu hogar? Supongo que sí porque le ocurre a casi todo el mundo. Y lo que también nos ocurre a la mayoría es que no tenemos una cuenta bancaria lo suficientemente saneada (ni una varita mágica) para hacer esos cambios cada vez que nos apetece. Bien, pues en esta entrada te vamos a dar una solución: utiliza vinilos decorativos para darle un nuevo un aire totalmente renovado a tu vivienda. Es casi como reformar una casa, pero sin hacer obras. Más rápido, más limpio e infinitamente más barato. Todo ventajas, ¿eh?

Y es que muchas veces el problema es que nos sentimos encerradas porque nuestro piso se nos queda pequeño. Tenemos demasiados libros para las estanterías, demasiados cacharros para los armarios de la cocina y definitivamente demasiados vestidos para las perchas. Esto en los días malos es un estrés y un agobio, casi parece como si nos faltara el aire. ¿Qué podemos hacer? Conseguir una sensación de amplitud que supla nuestra falta de espacio real. Y un fotomural de algo tan amplio como un desierto te va a ayudar a conseguirlo, ya verás.

 

Vinilo adhesivo con la imagen de un desierto. Fotomural.

Otras veces el tema no es que nos falte espacio, sino que estamos cansados de la distribución y el diseño de nuestra vivienda. Porque a lo mejor es cómoda y funcional para una gran ciudad, pero carece del encanto de los edificios históricos, de esas arquitecturas gradiosas y elegantes. Porque quizás, como nos pasa a muchas, todavía te queda dentro algo de la pequeña princesa que eras de pequeña y echas de menos los ventanales enormes y las escaleras de caracol y las interminables alfombras rojas tan típicas de los palacios. Y bueno, puede que eso sea un poco difícil de meter en tu funcional (y diminuto) piso de ciudad, pero nada te impide tener un recuerdo de ello en las paredes. Un trampantojo, que con un poquito de ayuda de la perspectiva, te ayude a crear la fantasía de que vives en una mansión. O en un castillo. Que para eso eres una princesa.
Vinilo adhesivo con la imagen de un trampantojo que imita el interior de un edificio histórico.

De todas maneras, hay veces que ni por esas. Que lo que te hace falta es mudarte, teletransportarte mágicamente a tu lugar ideal para vivir. Los billetes de avión son caros, lo vinilos de Teleadhesivo, no. Abre una ventana y vete a Venecia (con la fotografía y el arte). O respira la brisa marina (con la imaginación). Hay opciones para cambiar tu casa más allá de las reformas. Sólo tienes que buscarlas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web
  • 10% en toda la web