Un mural con un jardín japonés

La tendencia minimalista destaca por ofrecer una imagen simple. Surgió en Nueva York en la década de los 60, aunque su origen real está en Europa, de la mano de un arquitecto alemán. Y es que este estilo es en realidad fruto de una tendencia arquitectónica.

Un mural con un jardín japonés

La base de este estilo es el uso decolores puros y las formas geométricas simples, líneas sencillas y mobiliario que busca la funcionalidad. Predominan los materiales industriales y las superficies lisas. El resultado es una sensación de limpieza en el espacio.

Predominará el color blanco y todas las tonalidades de estés, crudo, roto,… nada de estampados que imprimen al conjunto un toque de modernidad. Es importantísimo que el conjunto sea homogéneo, nada de elementos estridentes que salgan de tono o no conjunten con el resto. Se busca la amplitud visual, si no disponemos de un lugar grande se creará la sensación visual de un lugar libre y alto. La serenidad es la dominante en este tipo de decoración. Sobriedad.

Se suelen emplear algunos elementos naturales como decoración ya que combinan y dan elegancia a la estancia. Para romper con todo este conjunto puedes colocar un mural con un jardín japonés como el que ves. Mantienen el aire sobrio y sosegado que se quiere logar pero aportando algo de frescura.

Tags: ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web