“Una habitación propia”

Este vinilo con el símbolo femenino por excelencia, Venus, puede ser la decoración perfecta para un estudio o zona de escritura que vaya a utilizar una mujer.

 

No digo esto, porque sí, cuando he visto este vinilo y su colocación es un pequeño despacho he recordado el famoso libro de Virginia Woolf, “Una habitación propia”,  hace un breve repaso del papel de la mujer en la literatura.

“Una habitación propia”,

Es un referente para cualquier mujer escritora, ya que abrió el camino a otras muchas mujeres a seguir escribiendo. Que el espacio doméstico ha sido el pequeño mundo en el que la mujer se movía tradicionalmente ya lo sabemos, pero el matiz que aporta la extraordinaria Woolf es el del privilegio de tener una habitación propia en el que la mujer pueda trabajar, entendiendo por trabajar el ejercer una profesión diferente de las tareas domésticas, pintar, escribir, en definitiva un espacio propio en el que evadirse del resto del hogar.

 

Esto que hoy nos parece una bobada no lo era en la época en la que le toco vivir a esta escritora. Reclamar y reivindicar disponer de un espacio así, tradicionalmente vinculado a los hombres durante el ejercicio de su profesión, es una reclamación feminista de mucho valor por lo simbólico del asunto. Coloca este vinilo y ten “una habitación propia”

 

Tags: , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web