Vinilos adhesivos: la solución para decorar paredes sin usar el taladro

Se acabó la era de hacer agujeros

Vivas donde vivas seguro que tu vecino de arriba tiene las dos pertenencias básicas de todos los vecinos de arriba del mundo: la típica canica que se oye rodar desde el techo en tu casa los sábados por la mañana que has salido a tumba abierta la noche anterior y el típico taladro que te rompe los tímpanos a la hora de la siesta. Si has sufrido esos ruidos (y posiblemente los has padecido porque son pocos los afortunados que se han librado) haz un favor al mundo: no cambies los papeles. No te conviertas tú ahora en el vecino que hace sufrir. Los taladros son el MAL y, lo que es más importante, no hacen falta. Puedes decorar paredes con vinilos adhesivos para no tener que usar ese artilugio del infierno. Hay todo un mundo de posibilidades en este tipo de productos decorativos. En esta entrada te resumimos algunas de ellas.

Por ejemplo, puedes apostar por lo que llaman los cómico el humor desde el corazón y pegar en tus paredes verdades como puños. Cosas tan ciertas como que la vida es demasiado corta para llevar ropa aburrida, que si vas a caer, que sea en la tentación o que el hogar está donde la wifi se conecta automáticamente.

 

vinilo adhesivo con la imagen de ondas wifi ideal para decorar paredes.

 

De hecho, la tecnología y el mundo moderno son una buena fuente de inspiración en temas decorativos. Por ejemplo los videojuegos, que si tienes hijos adolescentes serán un asunto habitual de conversación en tu casa. En tus paredes puedes pegar vinilos con la imagen de los grandes clásicos de estos elementos de ocio como el Tetris o Pac_Man  (el Comecocos de toda la vida) o de creaciones más modernas. Y tener siempre claro que la evolución humana va del mono al ordenador. Sin ninguna duda.

Vinilo adhesivo con una imagen cómica de la evolución humana para decorar paredes

 

Y si lo moderno puede darte ideas para decorar paredes, lo antiguo también.  Porque un elemento clásico, como un mapamundi de hace varios siglos, le imprime un toque muy interesante a tu sala de estar. De hecho, si haces un pequeño esfuerzo de imaginación, casi puedes visualizar a Colón estudiando planos y cartas náuticas para encontrar una ruta más rápida hacia la India. Y que por el camino se encuentre América, que estas cosas también pasan.

Los vinilos decorativos te ofrecen todo un mundo de posibilidades para decorar paredes sin necesidad de usar el taladro. Aprovéchalas y no uses ese aparato infernal. Es por el bien común. Tus vecinos te lo agradecerán.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web