Vinilos, una forma fácil de reciclar muebles

Las laminas adhesivas le darán un aire nuevo a tu mobiliario

Seguro que lo has pensado alguna vez: “Me gasto una pasta en muebles y a los tres días se han quedado tan anticuados que mi salón parece el de ‘Cuéntame’ en las primeras temporadas”. Fijo que te ha pasado porque la otra opción es irse a los grandes almacenes suecos más famosos, comprar piezas sueltas de mobiliario, pegarte una paliza montando cada pata, cada balda y cada puerta y que siempre, SIEMPRE, te sobre algún tornillo o tuerca para que te quedes con la duda de si lo has armado bien o no. Pues chica, ya puestas a trabajar y a cansarte, mejor reciclar los muebles viejos que ya tienes y te ahorras el paseo hasta esa gran superficie, ¿no?

Y ahora me dirás: “Si, claro, reciclar, fácil de decir, difícil de hacer“. Pues no siempre, eso depende de como te lo plantees.  Puedes ser una manitas, hacerte con un kit completo de manualidades y lijar, barnizar, pintar, troquelar y todo lo que se te ocurra o puedes darle un aire nuevo sin complicarte la vida. ¿Cómo? Con láminas lisas de vinilo autoadhesivo.

Láminas de vinilo de distintos tamaños para reciclar muebles.

Con ellas puedes forrar tus muebles, paredes, electrodomésticos, cocinas… Hay una gran variedad de colores y es posible elegir entre acabado brillo o mate. El tamaño tampoco es un problema porque en Teleadhesivo te lo pueden personalizar al milímetro, al igual que el espesor. Estos materiales son permanentes porque tienen una base acrílica y pueden llegar a durar de 5 a 7 años en exteriores, porque resisten los rayos solares y los lavados a presión sin perder todo su colorido. De hecho, están disponibles todos los tonos que aparecen en la imagen de abajo.

 

Hay mucho colores de láminas de vinilo para reciclar muebles.

Y tu creatividad recicladora no tiene por qué limitarse a los muebles. Puedes también darle un aire nuevo a ventanas y puertas de terrazas colocando uno de estos vinilos por la parte interior de un cristal de manera que se lea por la parte exterior. La parte adhesiva es del mismo color que la parte frontal, así que no se notará la diferencia por ninguno de los dos lados.

El reciclaje de muebles es todo un mundo y una vez que empieces ya no querrás parar. Sólo tienes que decidirte a dar el paso y un vinilo adhesivo puede ayudarte. Lánzate a cambiar tu decoración.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web