Añade tu propio texto en un vinilo personalizado

Que tus paredes digan lo que quieras como tú quieras

Por muy variada que sea la oferta y por muchos modelos que existan de cualquier pieza de decoración, hay ocasiones en las que es imposible que encuentres exactamente lo que quieres. Hay veces en las que necesitas algo tan personalizado que, simplemente, lo tienes que confeccionar tú. Puedes intentar hacerlo con rotuladores y cartulina (lo cual si no tienes una desarrollada vena artística te va a llevar mucho tiempo y esfuerzo para conseguir unos resultados como mínimo dudosos) o puedes diseñar tú mismo el vinilo que quieres. En Teleadhesivo.com tenemos una cómoda herramienta para que añadas tu propio texto en un vinilo personalizado.

El proceso no puede ser más sencillo. Aqí tienes la pantalla en blanco para que puedas escribir lo que quieras.

 

Un ejemplo de como puedes añadir cualquier texto en un vinilo personalizado

 

En esta fase del proceso no necesitas ideas porque seguro que lo tienes más que claro: una frase con especial significado para ti, una estrofa de tu canción favorita, un pasaje de un clásico de la literatura, una cita mítica de la pantalla grande… lo que quieras, es tu vinilo personalizado, tú decides.

Una vez que ya has elegido el texto tienes que saber qué estilo le quieres dar.Para ello es importante escoger bien el tipo de letra, que es lo que en muchas ocasiones imprime personalidad a las palabras. La herramienta de Teleadhesivo te ofrece fuentes de diversas inspiraciones: arábicas, celtas, tecno, griegas, de fútbol… Hay una enorme variedad y muchos tipos distintos dentro de cada una de ellas.

 

Una imagen de la herramienta con la que puedes añadir cualquier texto en un vinilo personalizado

 

 

Otro elemento imprescindible para el resultado final es, desde luego, el color. Hay una paleta de más de 30 posibilidades cromáticas que se pueden combinar. Y es que tan importante es el tono de las letras como el del fondo, con el que puede coordinarse o contrastar. Por eso hay que tener en cuenta cómo es la superficie, el color del vinilo y su tipo, es decir, si va a ser brillo o mate. Porque la imagen del producto cambia notablemente de un caso a otro.

Y si el color es clave, el tamaño lo es más aún. No es lo mismo decir algo en toda una pared que en un rinconcito y además en tu casa tienes el sitio que tienes, ni más ni menos. Una de las tareas más arduas al buscar piezas de decoración es encontrar algo que te guste y que se ajuste bien al espacio que habías reservado para ello. Con un vinilo personalizado no tienes ese problema: el tamaño lo escoges tú.

Tags:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web
  • 10% en toda la web