Ideas para tu organizador de pared

Últimamente estamos hablando en el blog sobre tendencias decorativas de moda. Ya vimos que hay una serie de elementos que se repiten en multitud de fotos que podemos encontrar en la red, en lo que a ideas de decoración se refiere. Los colores claros, las mesas de madera maciza, las guirnaldas decorativas… y el organizador de pared. Este último elemento, el organizador de pared está de moda y es posible comprarlo ya hecho o realizar sencillos DIY (do it yourself) con materiales fáciles de encontrar y procesos muy elementales.

Hoy os vamos a dar ideas para que podáis tener vuestro propio organizador de pared, en una de sus muchas formas posibles. Como en otras veces, nos apoyaremos en pines de Pinterest interesantes que hemos recopilado para vosotros en un tablero. ¡Comenzamos!

Pinterest

En este tablero vamos a ir recopilando algunas soluciones de organizadores de pared con los que podéis ir encontrando inspiración, de modo que si queréis estar actualizados con esta información os recomendamos que lo sigáis.

Las mejores ideas para un organizador de pared

Veréis que hay muchas posibilidades de crear un organizador de pared. Lo que aquí proponemos es combinar diferentes elementos que os darán mucho juego, como pueden ser:

  • Pizarras / organizadores adhesivos: siempre viene genial poder dejar notas o apuntes que podamos ir actualizando, sin necesidad de usar papel. La ventaja de esta solución es que os ahorraréis así agujerear la pared, ya que su colocación es muy sencilla. Basta con presentarlo en la pared en su posición definitiva y retirar el protector mientras vais presionando con la espátula. En torno a esto, podéis colocar más elementos como…
  • Baldas hechas con palet: es un material de moda fácil de encontrar que deberéis tratar con sierra y posteriormente colgar con tacos y tornillos (taladro). Aseguraos de que está en buen estado (sin astillas que puedan clavarse, lijado, sin parásitos etc.)
  • Colgador con somier viejo: la ventaja es que la materia prima es bien sencilla. Eso sí, la idea es hacerlo con somieres de muelles, de los que ya no quedan tantos. Podéis colgar fotos con pinzas y quedan fenomenales, normalmente si les habéis dado una mano de pintura que pegue con el estilo de la habitación.
  • Estantes con cajas de fruta usadas: están muy de moda y las podéis pedir en cualquier frutería. Lo suyo es que sean de madera y en este caso encontraréis algunas más resistentes que otras, por lo que sobre todo no las sobrecarguéis si no estáis seguros de que vayan a resistir el peso. Debéis tratarlas quitando las grapas que sobresalgan para no cortaros y reforzándolas si es preciso con clavos. Podéis pintar o no, pero sí estaría bien darles una mano de barniz al menos
  • Decoración: podéis añadir a esto alguna guirnalda, vinilos decorativos enmarcando o decorando algún paño de la pared, colgar marcos de fotos con cuelgafácil de diferentes tamaños y con diferentes marcos etc. Las posibilidades son infinitas y en redes como Pinterest encontraréis multitud de sugerencias.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web