Organiza tu calendario escolar con una pizarra de pared

Se acabó el verano y vuelta al cole, a la rutina, a los horarios. Por un lado bien porque así los chavales están entretenidos, saben lo que les toca hacer cada día y están más tranquilos y controlados que en vacaciones que, reconócelo ahora que no nos oye nadie, seguro que han sido un poco caóticas. El problema es que durante el curso padres e hijos tienen muchas tareas y poco tiempo, así que si no se encuentra un buen sistema de organización el caos acecha detrás de cada esquina. Si necesitas una ayuda para poner orden en el calendario escolar de tus pequeños aquí tienes la solución ideal:  vinilos adhesivos de pizarra. Tienen estilo, son cómodos y ni siquiera necesitas perder tiempo en colgarlos: puedes dedicarte a organizar desde ya.

Ahora la pregunta es: ¿con cuánta antelación eres capaz de organizarte? ¿A un mes vista? ¿O pueden surgir tantísimos imprevisto en los próximos siete días que es imposible prever que pasará más allá de eso? Identifica nítidamente el nivel de caos vital que ronda a tu día a día familiar y escoge tu arma para combatirlo.

 

Los vinilos adhesivos de pizarra, como este para un mes, te ayudan a organizar el calendario escolar

Si puedes organizar medianamente tus próximos 30 días el modelo de la imagen de arriba te vendrá de perlas. Es muy visual y te permite, de una sola vez, tener una visión de conjunto para poder solucionar más fácilmente los problemas e imprevisto que, mentalízate desde ya, seguro que van a surgir por muy ordenado que lo tengas todo. Por eso precisamente tiene espacio suficiente para rectificaciones, añadidos y una superficie que permite adherir notas post-it. Y es que a veces no es suficiente con apuntar las cosas en mayúsculas, con exclamaciones y tres veces subrayadas. A veces hace falta también poner un papel fosforito con las instrucciones adecuadas para que no falle nada.

Los vinilos adhesivos de pizarra, como este para una semana, te ayudan a organizar el calendario escolar

En cualquier caso, quien tiene una familia estupenda pero numerosa, desordenada y caótica sabe que 30 días es mucho tiempo, que al mes que viene todos calvos y que saber qué pasa para entonces. Para todos esos maestros de la improvisación vital, que llegan al final de cada día al borde del ataque de nervios pero que aún así no pierden la esperanza de poder poner un poco de orden, está pensada la pizarra semanal. Apunta ahí lo que sepas que va a pasar sí o sí: ese examen de mates que lleváis preparando un mes, el partido de fútbol del sábado, el cumple de la abuela… y lo que vaya surgiendo, pues oye, ya lo irás solucionando. Ya cruzaremos ese puente cuando lleguemos a ese río ha sido siempre un lema que te ha funcionado a la perfección.

La pizarras adhesivas sirven también para hacer listas, que nunca vienen mal: de lo que queda pendiente, de lo que hay que comprar, de lo que toca hoy de comida… e incluso pueden venirte bien para explicar las jugadas del partido de tu equipo de fútbol o baloncesto. Y como pueden escribir en ellas con rotulador de tiza líquida ni siquiera tiene que preocuparte que los pequeños manchen su cuarto. Aprovecha que empieza un nuevo curso y organiza tu calendario escolar. Verás cómo notas la diferencia.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web