Restaura las puertas de tu casa

Si has comprado una casa en los últimos años o estás pensando en ello, probablemente hayas optado u optes por una vivienda de segunda mano. Puede que te enamores al primer vistazo o quizás sientas que debes cambiar ciertos aspectos al entrar para hacerla más “tuya”. No te preocupes: no estás sol@. Hoy vamos a enseñarte cómo restaurar las puertas de tu casa con vinilo.

Al entrar a un piso, una vez dadas las manos de pintura de rigor, encontramos ciertos elementos que normalmente queremos cambiar. Algunos de ellos suponen un desembolso importante, como la sustitución de las ventanas por ventanas nuevas de PVC o aluminio con rotura de puente térmico con las que consigamos mejores aislamientos tanto térmicos como acústicos. También se suele querer cambiar el suelo, renovar las puertas de la vivienda, renovar la fontanería de baños, cocina, calefacción o por ejemplo, ampliar la instalación eléctrica con nuevas tomas que hagan la vida más sencilla y práctica.

Puerta vieja para restaurar

Muchas de estas opciones influyen en las demás y salvo que optéis por entrar “con mazo” al piso y realizar una reforma completa desde el inicio, no será fácil realizarlo posteriormente a corto plazo ya que existen interferencias entre estas acciones: ¿cambio las puertas pero no toco los suelos? ¿quito el gotelé pero no aprovecho para sanear calefacción y electricidad? Suele pasar.

Es algo abrumador al inicio, pero luego, con ciertos detalles decorativos y una buena dosis de buen gusto y paciencia, con pequeñas modificaciones conseguiréis personalizar el espacio y reconvertirlo sin tener que hacer un desembolso nada grande. Unos cuadros bien elegidos, unas buenas manos de pintura, una renovación de las puertas, unas cortinas o estores sencillos y ya habréis recorrido buena parte del camino a la espera de poder realizar modificaciones más profundas.

En el caso de las puertas interiores, el resultado puede ser de lo más sorprendente. Tenéis varias opciones al respecto:

  • Lijar, imprimar y pintar las puertas: la opción segura pero más pesada. Es probable que haciéndolo así el resultado sea perfecto, pero también es seguro que vais a llenar la casa de virutas.
  • Imprimar y pintar las puertas: Si os hacéis con una buena imprimación, es probable que en las instrucciones indique que no hace falta lijar. Aseguraos de que esto es así aplicándolo en una sola puerta y esperando un tiempo prudencial tras la pintura para comprobar que no se abren grietas
  • Pintar las puertas: arriesgado. Pintar encima de una base ya barnizada os dará problemas con mucha probabilidad.
  • Forrar toda la superficie de la puerta con vinilo adhesivo: puede ser una buena opción si aplicáis un vinilo que cubra el ancho total de la puerta. La ventaja es que la superficie quedará homogénea y del color exacto que hayáis elegido. En los cantos deberéis optar por pintar o también por forrar con vinilo y recortar los sobrantes.
  • Base pintada + forrado de vinilo en algunas partes de la puerta: una opción muy resultona. Podéis pintar la puerta y en caso de que sea lisa, comprar unas molduras con las que “construir” casetones en la superficie, para que tenga más encanto. En el espacio comprendido dentro de los casetones podéis colocar un vinilo y conseguir un efecto de lo más rompedor. Estas molduras os las cortarán a las medidas deseadas y con ingletadora allá donde las compréis.

Ejemplo casetones puertas

Todas estas opciones requerirán independientemente de la que elijáis, que desmontéis los mecanismos, apliquéis masilla en los agujeros e imperfecciones y al menos sí lijéis estas partes para que quede la superficie lisa. En caso contrario, aunque coloquéis vinilo, se podrán adivinar estos defectos de debajo, ya que este material se adapta muy bien a la superficie sobre la que va pegado.

También le daréis un nuevo aire a las puertas si sustituís los pomos o manetas antiguos por mecanismos nuevos. Ahora los tenéis a buenos precios y con acabados cromados, dorados etc.

Puerta decorada y restaurada con vinilo

Ya veis que las opciones son variadas y no tenéis por qué sustituir las puertas necesariamente. Podéis optar por este tipo de soluciones y de hecho, quedaréis encantados con el resultado y muy satisfechos con el trabajo realizado. Para nota tenemos propuestas como la siguiente, que hemos encontrado en Pinterest, donde han optado por la pintura creativa. Pero realmente no sois tan diestros y queréis un resultado similar, podéis enviarnos incluso vuestros propios diseños o la idea que lleváis para poder producir en vinilo de corte o fotomural el dibujo o fotografía que tenéis en mente. El vinilo se coloca de forma muy sencilla, en cinco minutos y es una solución que os aguantará durante años sin deteriorarse o perder color. Cuenta con ventajas que sin duda podéis explotar y si dejáis volar vuestra imaginación seguro que daréis con soluciones de restauración de puertas interiores que ni se os habían ocurrido.

Propuesta renovación de puertas

Si buscas vinilos con los que poder decorar una puerta vieja de casa, echa un ojo a nuestra web, donde encontrarás tanto vinilo de corte como fotomurales y donde tendrás la posibilidad de acceder al apartado Personaliza tu vinilo para enviarnos la imagen con la que quieres trabajar.

Tags: , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a arriba ↑
  • 25% en toda la web